TIPS

Mascarillas con avena : mis 3 favoritas

Avena, miel, yogurt, limón y banana para una mascarilla natural.

Con yogurt, con miel, con agua o con leche. ¡La avena siempre va bien con todo!

Como ya lo he escrito en otros artículos amo la avena. Es un cereal muy completo y sobre todo muy versátil. Tanto así, que se puede usar también para hacer mascarillas, jabones y otros productos para el cuidado de la piel. De seguro ya lo sabías y no es el descubrimiento del siglo. En internet se pueden encontrar muchas opciones de mascarillas con avena, pero en este artículo comparto mis 3 preferidas.

Además, no está mal recordar que las mascarillas artificiales, y en general los productos de cuidado facial químicos, no son siempre la mejor opción. La mayoría contienen aditivos, conservantes e ingredientes que pueden contaminar nuestro cuerpo a largo plazo.

También, sabemos que lo ideal para la buena salud es consumir alimentos lo más naturales posible. Entonces por qué no hacer lo mismo con los productos que usamos para el cuerpo. Al fin y al cabo, la piel absorbe todo lo que le pongamos.

Lo mejor de esta opción de mascarillas con avena es que se pueden preparar con ingredientes básicos que de seguro todos tenemos en la cocina. El proceso para prepararlas también es sencillo y rápido.

Mascarillas con avena

 Avena + miel + yogurt = piel radiante

La polución, el clima y en general el ambiente al que expones tu piel, no siempre es el mejor. A veces la piel se ve cansada, opaca y sin luz. Pues esta mezcla es perfecta para resolver ese problema.

Ingredientes

  • 1/3 de taza de avena en hojuelas
  • 2 cucharadas de yogurt natural
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • 1/2 taza de agua caliente
  • 1 clara de huevo (opcional)

Manos a la obra

Agregar el agua caliente a la avena y esperar de 3 a 5 minutos para que se absorba el agua.

Añade ahora el yogurt la miel y la clara de huevo.

¡Voilà! Ya tienes la mezcla lista. Aplícala sobre la cara limpia y déjala actuar durante 15 minutos. Retírala con agua.

Avena + yogurt + limón = piel sin grasa

Esta me gusta porque a veces mi piel está algo grasa (incluso si mi tipo de piel es más bien seca) Los cambios hormonales o el estrés, pueden alterar el estado de la piel. Así incluso una piel seca o normal puede ponerse grasa y brillar en la famosa zona T.

Ingredientes

  • 1 1/2 cucharadas soperas de avena en hojuelas
  • 2 cdas de yogurt natural
  • El jugo de medio limón

Preparación

Mezclar la avena y el yogurt hasta que estén bien integrados. Agregar el jugo de limón y revolver de nuevo.

Eso es todo, la mezcla está lista para aplicar. Masajea suavemente, especialmente en las zonas con problemas de grasa. Deja que la magia natural fluya durante 15 minutos. Luego, retírala con agua, con cuidado y sin frotar.

Atención! esta mezcla es mejor utilizarla en la noche y lavarse muy bien la cara al otro día antes de salir de casa. El limón y el sol son manchas seguras en tu piel.

Avena + miel + banana = piel hidratada y suave

Para las pieles secas, como la mía, esta mezcla es perfecta. No sólo hidrata sino que deja la piel súper suave.

Ingredientes

  • 3-4 cucharadas soperas de avena en hojuelas
  • 1 cda de miel
  • 1 banana

Preparación

Triturar bien la banana. Añadir la avena y la miel y revolver.

Aplicar la mezcla sobre la piel limpia y dejar actuar durante 15 minutos. Después retirar y lavar la piel con agua.

Espero que prueben estas fáciles mascarillas con avena, eviten las químicas, ahorren dinero y ¡que se diviertan haciéndolas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *